Sigo dándole vueltas a como conseguir que todas las cosas que haga Cuquinuni puedan tener una segunda vida. Lo siguiente han sido las etiquetas, hechas de forma casera y manual, aunque con la ayudita de la tecnología que para eso está. Si te gustan no las tires y dales una segunda oportunidad dentro de tu libro como punto de lectura.