Tras unos días casi primaverales han vuelto el frío y la lluvia, y se han traído con ellos las fotos del Delivery más exótico de Cuquinuni hasta el momento.

Durante las pasadas Navidades unos amigos quisieron regalar algunas de mis creaciones que han volado lejos, muy muy lejos, hasta la Île de la Reunión en medio del océano Índico y muy cerca del Trópico de Capricornio. Mientras aquí nos abrigábamos con bufandas y gorros allí disfrutaban de los regalitos bajo el sol y a la orilla del mar. ¡Qué envidia!