Ingredientes:

100 grs de amor por las cosas singulares para niños
250 grs de colores, formas sencillas y divertidas
500 grs de creatividad, fantasia y diversión
1 kg de preocupación por el consumo y la producción masiva
2 toneladas de amor por lo hecho a mano y de forma artesanal
1 kilo de RRR (reducir, reciclar y reutilizar)

Modo de preparación:

Vierte en un recipiente el amor como madre por el universo infantil y añade poco a poco 100 grs de colores brillantes y formas sencillas. Pásalo todo junto por la mente creativa de una profesional del diseño gráfico y obtendrás una pasta de fantasía y diversión que será la base de nuestra receta.

Si le añadimos 1 kg de preocupación por la producción y el consumo de forma masiva, dos toneladas de amor por lo hecho a mano y lo singular y un kilito de reducción, reciclado y reutilización, tendrás la receta casi a punto.

Para terminar, todo esto lo pasamos por los ojos de una niña que dio nombre a esta receta, por los ánimos de amigos y desconocidos, por la motivación de crear cosas especiales y personalizadas y después de tenerlo dos años en el horno cociendo lentamente, sale el delicioso universo Cuquinuni.

Puedes personalizarlo y decorarlo a tu gusto, con cintas, retales y botones encontrados aquí o allá lo que hará que tu Cuquinuni sea tan único e irrepetible como tú.

Esta receta es perfecta para paladares de niños y mayores con una visión diferente del mundo, para todos aquellos que compartan estos ingredientes y se preocupen de que las cosas tengan un valor añadido.

Si te ha gustado esta receta visita la tienda on-line y podrás acceder a la fantasía, creatividad y dulzura de las creaciones más Cuquis.