Últimamente, mire por donde mire (o será por cómo miro), sólo encuentro gentes que hablan de pensamiento positivo, innovación, emprendimiento,  encontrar una misión en la vida…

En definitiva, todo esto trata de conseguir hacer lo que uno ama, y ser lo que uno hace. Porque esta dichosa crisis (que no es sólo económica, sino de valores, ecológica, social y mucho más) está tambaleando la estabilidad en la vida de muchas personas, y eso no mola. Pero también está haciendo que nos demos cuenta que no todo es trabajar, que no podemos obsesionarnos en ganar más para tener más, y estar medio esclavizados haciendo cosas que no nos gustan, y eso mola, y mucho.

Los japoneses, que son especiales para todo, componen la palabra Crisis (危機=kiki) con los caracteres 危=”peligro” y 機=”oportunidad”.

Esa misma visión de la crisis es algo que cada vez tenemos más claro dentro y fuera de Japón. Por ello, cada día más y más gente, armada de ilusión y de ganas de cambiar el mundo,  han llenado sus mochilas de motivación y creatividad. Se ha olvidado de su miedos y se ha lanzado a la gran aventura de intentar vivir la Vida que quieren, y a la búsqueda para encontrar su Misión personal. Y esto tiene mucho que ver con soñar.

Ser creativo es atreverse a soñar, es olvidarse de miedos, de vergüenzas, de todo aquello que nos frena y dejar volar la mente haciendo lo que queramos hacer. 

De entre todas las cosas chulas que he encontrado en la red  -ya iré dejando perlitas por aquí, que hay mucho y bueno- hoy rescato este vídeo que resume de una forma preciosa lo que significa ser emprendedor, ser creativo y no tener miedo a soñar. ¿Te atreves? Venga, empieza el nuevo año soñando!